Alivio natural del dolor de parto. 2: vocalización y canto

El artículo de hoy sobre la vocalización en el parto es el segundo de la serie de entradas

Vocalización y canto para aliviar el dolor de parto

Vocalización y canto para aliviar el dolor de parto

sobre los métodos no farmacológicos de alivio del dolor de parto que comencé la semana pasada con un artículo sobre las inyecciones de agua estéril en el rombo de Michaelis.

La vocalización es una técnica sencilla con muy buenos resultados. Combate el dolor a nivel físico porque facilita la apertura del canal del parto, y a nivel psicológico contribuyendo a calmar la mente y a distraerse de la sensación de dolor. Yo la usé en mi segundo parto y la verdad es que me ayudó mucho a mantenerme centrada y relajada y a llevar las contracciones con tranquilidad y entereza.

¿Como ayuda la vocalización para aliviar el dolor de parto?

El dolor de las contracciones es varible y uno de los factores decisivos en su intensidad es la tensión que acumule el cuerpo. Si nuestros músculos están tensos las contracciones duelen mucho más. Por ello esta técnica y otras que ayudan a relajar el cuerpo son tan eficaces para aliviar el dolor. Al relajar los músculos podemos fluir con las contracciones de una forma mucho más llevadera.

Los efectos analgésicos de la vocalización se explican por varios motivos: la ley del esfínter de Ina May Gaskin, el estado de casi meditación que induce y los beneficios de la vibración.

Ley del esfínter: en la cuarta norma de su ley del esfínter Ina May Gaskin dice que el cuello del útero no es un órgano aislado sino que está en conexión con la la boca y la garganta, de forma que cuando la mandíbula se tensa el cuello del útero también, lo que le dificulta la apertura.  En resumen: Boca abierta = Cérvix abierto / Garganta abierta = Vagina abierta. No sé si es por esta interrelación, pero lo cierto es que es cuando estamos tensos eso se refleja en varias zonas del cuerpo, y sobre todo la cara y hombros. Al poner atención en relajar y abrir la mandíbula (cosa que ocurre espontáneamente con la vocalización) es más fácil que bajemos los hombros y relajemos el resto del cuerpo.

El sonido de nuestra propia voz y la vibración que produce es un instrumento poderoso para aislarnos del exterior y entrar en un estado de introspección. En un parto que va bien la mujer segrega endorfinas que tienen un efecto analgésico. Este “estar hacia dentro” favorece el libre flujo de estas hormonas, de forma que nuestro propio cuerpo produce el alivio que necesitamos.

¿En qué consiste la técnica de la vocalización?

La vocalización se hace esencialmente durante las contracciones. Consiste en emitir un sonido cualquiera, que preferentemente lo debamos hacer con la boca abierta: aaaaaaaaaaaaa, así la mandíbula se debe entreabrir y se relaja sola. Se vocaliza en un tono lo suficientemente grave para que nuestra voz vibre ligeramente. Espontáneamente la mujer irá aumentando la intensidad de la voz a medida que las contracciones se hagan también más fuertes.

Aquí tenéis un vídeo

Ventajas:

No se necesita nada ni a nadie, se puede hacer en cualquier momento.

Es muy efectiva para relajar la mandíbula y para mantener a su mujer centrada y tranquila

Desventajas:

Puede ser un método que no les funcione a todas las mujeres.

Canto carnático durante el parto

Una técnica avanzada de la vocalización es el canto carnático durante el parto. El canto carnático es un tipo de canto del sur de la India que introdujo en Europa Fredéric Leboyer. Es un canto basado en la respiración abdominal que hace vibrar la voz en varias notas, en registros ascendentes y descendentes.

Las mujeres pueden cantar durante todo el proceso del parto, lo que además de la apertura del útero y el canal vaginal les proporciona una gran calma y hasta un estado casi meditativo. El canto carnático normalmente se practica ya desde el embarazo, durante el parto y una vez nacido el bebé. El niño ya nacido reconoce estos sonidos y le producen bienestar y relajación.

¿Cómo es la técnica del canto carnático?

Es difícil explicar un canto, por eso os dejo este vídeo. Es la primera parte de las tres que forman un documental, si os apetece ver las siguientes las podéis buscar en youtube:

Ventajas: las mismas que la vocalización y además el poderlo usar tras el parto como forma de comunicación con el bebé

Desventajas: la única desventaja que yo le veo es que necesita un aprendizaje y una práctica desde el embarazo.

Más información sobre canto carnático aquí

Otros artículos publicados hasta ahora sobre métodos naturales de alivio del dolor en el parto:

1. Inyecciones de agua estéril en el rombo de Michaelis

3. Acupuntura para el dolor de parto

4. El masaje en el parto

5. El parto en el agua, el agua en el parto

6. Entonox, óxido nitroso

7. La doula

8. Visualización en el parto y autohipnosis

email

Entradas relacionadas:

Suscríbete a nuestro boletín!
Apúntate a nuestra lista para no perderte las novedades del blog y ofertas exclusivas. Cada semana una oferta nueva única para suscriptores. Nunca nunca nunca te enviaremos spam. ¡Es gratis!
Esta entrada fue publicada en Embarazo y parto y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Alivio natural del dolor de parto. 2: vocalización y canto

  1. Te lo vuelvo a compartir! Me tienes de fan total! jajaja!GRACIAS!!!!

  2. Planetaparto dijo:

    Yo también te comparto.que bien explicado, que gráfico. Espero que gracias a tus artículos muchas mujeres se sientan empoderadas para decidir sobre sus experiencias de maternidad por encima de los caprichos (a veces) de profesionales muy poco humanitarios y muy mucho endiosados.

Deja un comentario