Arrastre espontáneo al pecho: un buen comienzo de la lactancia

El arrastre espontáneo al pecho es el movimiento que hace el recién nacido cuando es colocado sobre el pecho de su madre momentos después del parto, para alcanzar por sí

arrastre espontáneo al pecho

Imagen tomada de www.breastcrawl.org

solo el pezón y comenzar la lactancia. El bebé se guía por el olor y por el color de las areolas y es capaz de impulsarse con las piernas hasta que consigue llegar a su objetivo. Cuando no se interrumpe al bebé durante la primera hora para realizar pruebas innecesarias o postergables y la lactancia comienza de forma espontánea, las posibilidades de que ésta sea exitosa son muy altas.

La primera hora tras el parto

Cuando el recién nacido es colocado piel con piel sobre el pecho de su madre comienza un periodo de alerta tranquila en el cual el bebé comienza a conocer a la madre. Reconoce su voz después de oirla tantos meses desde el útero y ahora aprenderá también su olor. Los ojos están muy abiertos y atentos a la cara de la madre. Durante estos momentos tanto la madre como el bebé segregan oxitocina, que es la hormona relacionada con el amor y el vínculo, que nos hace sentir conectados con los demás. Es el momento de la vida en el que se da el pico más alto de oxitocina. Después de unos minutos de aparente inactividad (entre 15 y 40 más o menos) el bebé comienza a impulsarse con las piernas, llevándose la manita a la cara  y dando “cabezazos” de un lado a otro. Aunque les puede llevar un rato, si nadie interviene eventualmente encuentran el pezón y comienzan a mamar por sí solos. Parece ser que el olor del líquido amniótico es similar al del calostro o al del sudor de la madre y por eso huelen el puño y buscan el olor parecido en el pecho. Esto, unido a las areolas engrandecidas y oscurecidas durante el embarazo le dan al bebé las pistas que necesita para alcanzar su objetivo. Permitir el arrastre espontáneo al pecho Este estado de alerta dura más o menos una hora, es por esto que es tan importante esperar para realizar las pruebas médicas: no hay prisa por lavar, vestir, medir o pesar al bebé. Pero este momento de máxima oxitocina y aprendizaje de la lactancia no se volverá a repetir nunca. El uso de la anestesia epidural durante el parto también puede tener como resultado que el  bebé nazca más adormilado y no muestre este instinto natural, aunque esto no es así en todos los casos. Os dejo otro vídeo porque son algo realmente espectacular de ver

Más información (en inglés) con estudios científicos y experiencias pinchando aquí

email

Entradas relacionadas:

Suscríbete a nuestro boletín!
Apúntate a nuestra lista para no perderte las novedades del blog y ofertas exclusivas. Cada semana una oferta nueva única para suscriptores. Nunca nunca nunca te enviaremos spam. ¡Es gratis!
Esta entrada fue publicada en Lactancia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario