Santa Ágata: patrona de la lactancia y los partos difíciles

Hoy, y sin que sirva de precedente, os hablo de temas religiosos con la historia de Santa Ágata, o Santa Águeda. Su leyenda tiene partes muy curiosas y además nos hace ver que la Santa Ágata, patrona de la lactancaicensura a los pechos no es una invención moderna de facebook. Santa Ágata es la patrona, entre otras cosas, de la lactancia, los partos difíciles, el cáncer de mama y las enfermeras.

Historia de Santa Ágata

Santa Ágata nació a mediados del siglo III en Palermo, en Sicilia, y provenía de una familia cristiana y noble. Por aquel entonces era emperador Decio, quien mantuvo una feroz persecución a los cristianos. Desde joven Santa Ágata dio muestras de una gran belleza y, como suele ocurrir con los santos, de una gran virtud. De esta manera, decidió preservar su virginidad en prueba de su fe, consagrándose a Dios. Pero hete aquí que el procónsul Quintiziano, gobernador de Sicilia, se enamoró de ella (o no, ya que en aquel tiempo torturar cristianos era algo bastante común. Pero así le da a la historia aires todavía más trágicos) Cuenta la leyenda que al verse rechazado una y otra vez por la virtuosa Ágata tomó venganza enviándola a un burdel regentado por una mujer malísima llamada Afrodisia. Allí Ágata permaneció durante 30 días y 30 noches, pero de algún modo no perdió su virginidad, que para eso era santa. Entonces Quintiziano enloquecido ordena someterla a horribles torturas, entre ellas el desgarramiento de los senos con tenazas al rojo vivo. Santa Ágata increpó a su torturador:

Santa Águeda y la lactancia

El desgarrador de senos

“Cruel tirano, ¿no te da vergüenza torturar en una mujer el mismo seno con

el que de niño te alimentaste?”

  Tras aquello San Pedro se le apareció en la cárcel y curó sus heridas, lo que enfureció todavía más a Quintiziano, que ordenó que la arrojaran desnuda a las brasas ardientes. Por fin falleció el 5 de febrero del año 251, y en esa fecha se celebra su onomástica. A los santos generalmente se les representa en el momento de ser martirizados o bien con algún elemento de su martirio. Debido a la reticencia de la época a mostrar desnudos femeninos en el arte, era difícil mostrar a Santa Águeda en el momento de su martirio. Aún así la moral no impedía mostrarla portando los pechos cercenados en una bandeja, que es como se le representa habitualmente. Es decir, pasaba como con el facebook ahora, puedes mostrar imágenes de una violencia brutal, pero no unos pechos de mujer. Santa ágata patrona de la lactancia En Zaragoza hay un postre típico llamado “tetas de Santa Águeda” o “reliquias de “Santa Águeda” tetas de santa águeda

email

Entradas relacionadas:

Esta entrada fue publicada en Lactancia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario